ALMA DE MÚSICA Y DE VIDA

 

 

Fue un día 6 de julio del 2004 cuando cuatros halcones negros a galope, volando alto, impulsaron ar Migue a las estrellas para que llegara saltando hasta la luna. El niño prodigio adelantado a su tiempo entraba con su alma de música y de vida en la casa de Dios donde viven los poetas, los escritores, los bohemios, los pintores, los artistas…

 

La luna es otro mundo. En la puerta un letrero dice “Bienvenido al mundo de los poetas Migue”. Y la luna se transformó en una bola de sueños mágicos cuando llegaba er Migue. A la espalda de Jesús asomaba la cabeza Jesús de la Rosa con ansías de ver y conocer a Migue. De hablar con él de música. Su madre de su alma, agarrada de la mano de Jesús, también esperaba la llegada de su hijo. Las lágrimas le caían por el filo de su cara. Jimi Hendrix también se asomaba y Jesús dijo: “echarse para atrás hijos míos, que viene un hermano vuestro, Migue Ángel Benítez Gómez. Sabemos que todos le queremos y le adoramos y le recibiremos con las manos abiertas”.

 

Pero Jimi Hendrix, desesperado por conocerle, empezó a tocar la guitarra eléctrica para emocionarle cuando llegara. Camarón de la Isla esperaba su llegada dentro, muy tranquilo, fumándose un cigarro Winston, junto a Chocolate, en la taberna Nubes de Corinto donde Luis de Pica entonaba sus bulerías bohemias para alegrar el alma con la guitarra de Diego del Gastor.

 

Llegaba el Rey Garrapatero compadre, con su presencia y estilo. Un artista único saltaba a la luna. Nada más que entró Migue por las puerta de la luna se fue directo a su madre, la besó y la abrazó fuertemente y llorando se fueron a hablar un ratito de sus cosas…

 

Luego Migue regresó con todos, ya había visto la impaciencia que había para escucharlo cantar canciones suyas de Matajare y Los Delinqüentes. Era increíble: John Lennon le escribió un tema para dedicárselo, que se titula ‘Ya vives con nosotros’. Y a Migue, emocionado, le dejaron una guitarra y de momento se formó la marimorena. Bob Marley le empezó a tocar por reggae, y Migue flipando cantó ‘Sigo a la luna’ acompañado por Jimi Hendrix, con la eléctrica, y el batería de Triana, Tele Palacios. Miles de trillones de personas sentadas en las nubes de pegatinas disfrutaban del concierto.

 

Er Migue se arrancó luego con la canción, ‘Cantándole a la fe’, que dejó a las estrellas sin luz. Pero más brillaba la luna… Después de una semana de homenaje a Migue, hicieron una barbacoa tan grande que no se cabía en el cielo.

 

Luis de la Pica cantaba por bulerías y se hacía sus bailecitos de torero; Silvio, el rey del swing, en la barra de la taberna hablaba con Elvis Presley y le enseñaba sus cantes a su rollo, con una copa de coñac en una mano y un cigarro en la otra, Lola Flores bailaba unas rumbas que estaba tocando Jeros de Los Chichos dedicadas a Migue, y la luna se puso de color butano. Migue de la emoción empezó a llorar porque ya no sentía ese dolor que no le dejaba vivir.

 

Allí todos los días son viernes y sábado, y se emborrachan de sentimientos de amor. Gracias a Dios er Migue vive en la luna junto a todos ellos, está y estará eternamente en un buen sitio.

 

Y siempre permanecerá vivo entre nosotros. Siempre brillará su estrella en momentos especiales, en conciertos… porque sentimos esa energía. Sentimos que esa conexión nunca se perderá…

 

¡Te queremos Migue!

 

Markito de Jerez

 

***

 

Gracias a Marco Notario por esta preciosa historia que nos ha mandado para acompañar nuestro duelo cuando se cumplen 12 años del día en el que Migue se fue con la luna. Muchas gracias a todos los que le hacéis llegar esa energía eterna.


Comparte esta entrada:
Google Facebook Twitter Yahoo! Buzz MySpace Email

Comentar

 
www.comoapretarlosdientes.com
© Ediciones MATAJARE 2009. Todos los derechos reservados.
AVISO LEGAL| QUIENES SOMOS | CONTACTO | LISTA DE CORREO