septiembre de 2013

“LA VOZ ROTA DE MIGUE”

Jueves 26 de septiembre de 2013

 

Hola Laura,

 

Muchas gracias por tus palabras, por tu sinceridad y tu transparencia. Es un placer recibir cartas como la tuya. Después de leerla, siento que el corazón me ha dado un pequeño vuelco, y parece que todas las estrellas del universo de Migue se han alineado para ponernos en conexión y alumbrarnos con toda la fuerza que tenía su personalidad, su poesía y sus canciones.

 

A Migue y a mí también nos encantaba ir a la calle Amor de Dios de Sevilla a buscar discos. Allí descubrimos auténticas joyas ;D

 

Un abrazo matajare muy fuerte.

Manu.

 

 

 

Hola Manu,

 

Después de darle muchas vueltas, me he sentido con la necesidad de escribirte para agradecerte todo lo que has hecho y para contarte hasta que punto tu hermano y su música cambiaron mi vida.

 

Me gustaría poder decir que conocí a Los Delinqüentes desde el primer disco, que fui a varios conciertos, y que estuve desde un principio disfrutando de su música, pero no fue así básicamente porque cuando yo empecé a tener sentido común (o por lo menos a ser consciente de las cosas porque creo que eso de sentido común no he tenido nunca) Migue ya se había ido, y no pude disfrutar de un directo con su increíble voz y energía.

 

Así fue como conocí su música: Cuando era pequeña, con unos cuatro años, mi padre me llevaba a una antigua tienda de discos de vinilos en la calle Amor de Dios. Era pequeñita, y a mí me parecía mágica. Allí, me decía que eligiera un disco, y yo sin saber nada de música y sin saber leer elegía uno por el dibujo de la portada. Cuando llegábamos a casa, mi padre lo ponía en el tocadiscos y nos sentábamos a escuchar. Unas veces me decía “buena elección” otras, era yo la que decía “qué feo”… Así fue como empecé a amar la música.

 

 

Más tarde, mi carácter impulsivo, cabezota y reivindicativo me hacía llevarle la contraria a todo el mundo y me metí en más de un lío, pero ese carácter también me llevó hasta al rock y hasta increíbles grupos como Guns & Roses, Pearl Jam, Scorpions, Aerosmith, Led Zeppelin, Pink Floyd, Nirvana, Metallica… Mientras la mayoría de mis amigos se decantaban por la música pop comercial.

 

Renegaba de la música en español, aunque fuera rock, ¡¡y empecé a renegar también hasta de mis propias raíces!! Yo iba diciendo por ahí que era una nórdica nacida en el lugar incorrecto. En mi 15 cumpleaños, como solían hacer, me regalaron bastantes discos, y entre esos discos había uno que mi hermana pequeña me había dado. Antes de abrirlo me dijo: “Es español, pero te va a gustar” yo a regañadientes lo abrí, le di las gracias muy correctamente y subí a mi cuarto.

 

En aquella portada aparecían tres tipos en traje, y por aquella época que yo confiaba mas en corsarios que en trajeados pensé que se había vuelto loca si se creía que algo así me podía gustar.

 

Ni si quiera leí el título del disco o el nombre del grupo, simplemente lo metí en un cajón y allí se quedó varios meses. Un día un amigo mío me obligó a escuchar Extremoduro y claro, flipé con ese grupo y con la voz de Robe (el primer grupo español que me gustó).

 

Por eso, unos meses más tarde, ordenando mi cuarto, encontré el disco de los jóvenes en chaqueta y decidí darle una oportunidad (como si le estuviera salvando la vida al CD y no el CD a mí).

 

Leí el título “Arquitectura del aire de la calle”, y yo que soy una adicta a la poesía, me quedé como una imbécil minutos y minutos dándole vueltas al título, me pareció tan metafórico, tan callejero y tan onírico…

 

Nunca olvidaré esa sensación, pero lo que sí que no olvidaré nunca será cuando puse el disco y le di a la canción número 4. Puf, guitarras flamencas… Eso no pintaba bien pero entonces entra tu hermano cantando con esa voz rota, y esa letra tan poética e intensa y me dio un pellizco el estomago, esa sensación que seguro que tú y todas las personas que viven la música de una manera especial han sentido cuando han escuchado algo que les ha emocionado tanto, que realmente no se puede escribir con palabras.

 

Poeta encadenado. La escuche tres veces antes de pasar a otra, y después escuché el disco entero 5 veces. A los dos días me compré el primer disco y lo flipé aun más con las letras callejeras, naturales, tan del sur… yo quería más. Y aunque me compré el resto de discos de Los Delinqüentes y me encantaron, sentía una gran necesidad de escuchar la voz rota de Migue, y justo entonces me dicen que Matajare salía en un par de meses.

 

No te puedes ni imaginar mi felicidad… el caso es que desde que escuché a tu hermano mi vida dio un vuelco enorme. Ahora visito la web todos los días, no paro de leer su libro de poesía ni de escuchar sus canciones y a partir de él he descubierto a grupos como Triana, Pata Negra y Kiko Veneno, todos españoles, del sur y de mi tierra.

 

Migue no sólo me ha dado buenas canciones llenas de poesía que escuchar, me ha dado ese sentimiento de orgullo hacia mis raíces y hacia el flamenco que yo pensaba que no tenía. (¡Ahora hasta estoy aprendiendo a tocar la guitarra flamenca!).

 

Y eso es gracias a ti porque sin tu esfuerzo inhumano y todo el trabajo que tanto los Matajare como tú habéis hecho, miles de personas como yo no serían lo que son hoy.

 

Muchísimas gracias por compartir tantas anécdotas de Migue y tuyas y por contarnos como vivíais la música, no tan diferente a como la vivo yo.

 

Gracias por acercarnos tanto a tu hermano que parece que realmente lo conocemos. La voz de Migue y el estilo garrapatero cambian vidas, y tú eres un gran participe de ello.

 

Nunca encontraré la forma de agradecerte todo lo que has hecho por Migue, y por todos los garrapateros. ¡MIL GRACIAS!

 

Laura Mora

 

 


Comparte esta entrada:
Google Facebook Twitter Yahoo! Buzz MySpace Email

10 AÑOS SIN JOHNNY CASH

Sábado 14 de septiembre de 2013

 

Pensaba que los trajes de lentejuelas y las plumas hacen de menos a la música, él prefería ser el hombre de negro.

 

Artista fundamental en la producción de los discos Matajare. La de ideas que nos ha dado, la de veces que hemos hablado de él, sus historias y su música, Daniel Quiñones y yo camino del estudio de Miguel Olmedo Aparicio en Málaga.

 

Hay gente que nace con un corazón de oro, él es uno de ellos. 10 años sin Johnny Cash.

 


Comparte esta entrada:
Google Facebook Twitter Yahoo! Buzz MySpace Email
www.comoapretarlosdientes.com
© Ediciones MATAJARE 2009. Todos los derechos reservados.
AVISO LEGAL| QUIENES SOMOS | CONTACTO | LISTA DE CORREO